Entorno y actividades

El atractivo del Collsacabra

El Collsacabra es una comarca natural llena de bosques, montañas, saltos de agua, cuevas, prados, hayedos y riscales. Se encuentra ubicada en Osona, cerca de Barcelona y Girona. Es una tierra rural donde todavía sigue los ritmos de vida de sus orígenes, con la nueva incorporación del turismo y el alojamiento rural.

¿Eres un amante de la naturaleza?

Conecta con el Collsacabra y vive la sensación de libertad.

Desde Ca la Rotllada le animamos a visitar todos sus rincones, algunos de los cuales son los siguientes

Cabrera

Cabrera es nuestra montaña, nuestro refugio y el icono del Collsacabra. El santuario de Cabrera es historia, cultura y raíces. Subir a Cabrera es tocar un pedacito de cielo. Puedes hacer cima desde diferentes caminos, y si dicen que todos los caminos llevan a Roma, nosotros decimos que en el Collsacabra todos los caminos llevan a Cabrera. Podrás escoger el que más se adapte a tí. En la cima encontrará un pequeño restaurante y, si está de suerte, asnos pastando en la meseta.

Pla d’Aiats

El Pla d’Aiats es sin duda el relieve más significativo del Collsacabra, y es uno de los hitos de su paisaje. Es un gran plano cubierto principalmente de helechos que estuvo cultivado hasta los años 50, donde se cultivaban patatas. En la punta de su plano, sobre el riscal, hay un magnífico mirador con muy buenas vistas a todo el Collsacabra.

La Foradada

La Foradada es la excursión más típica de Cantonigròs y siempre es un espectáculo. Desde Ca la Rotllada podréis llegar haciendo una excursión muy fácil. Se trata de un salto de agua de la riera de Les Gorgues que se precipita en una poza en forma de olla en la que en una de las paredes la erosión del agua y el viento han esculpido una gran arcada que da nombre al lugar. Y, ¡es que la luz que se filtra por su interior es mágica!

De hecho, hace muchos y muchos años, tantos que la gente no sabe decir cuántos, corría la voz que en la poza de la agujereada vivían unas hadas de agua. Conoce aquí la leyenda

Morro de l’Abella

El Morro de l’Abella es un impresionante mirador que queda encima del pantano de Sau y abre el paisaje observando el Collsacabra, las Guilleries y Tavertet, creando unas vistas fascinantes. ¡Una auténtica maravilla de la naturaleza! Imposible no conectar con el sitio y el momento, y sentirnos muy pequeños frente a su inmensidad.

Cueva de les Pixarelles

La cueva de les Pixarelles es un rinconcito escondido dentro de los riscales del Collsacabra, la sensación de estar dentro es muy refrescante. La vista que ofrece es hermosamente salvaje y se convierte en un rincón en el que capturar fotografías espectaculares.

Tavertet y sus riscales

Tavertet, un precioso pueblo de piedra rodeado de riscales, el lugar ideal para disfrutar de su entorno natural y utilizarlo como base para realizar rutas por la zona. El entorno de Tavertet ofrece muchos paisajes abiertos, paredes verticales, grutas, bosques y saltos de agua. El pueblo nos ofrece una panorámica magnífica del Valle de Sau, las Guilleries y el Montseny. Cada espacio se convierte en un mirador natural.

Una de las rutas que te recomendamos es el recorrido por sus riscos, ya sea desde la cima como debajo de sus grutas.

A Tavertet per Rajols

Desde Ca la Rotllada, podéis hacer una ruta circular, en coche o BTT, yendo a Tavertet por Rajols. Un camino que te sorprenderá por sus cambios de colores y formas. Desde prados, a riscos y hayedos. Una joya que no te dejará indiferente.

Rupit y Pruit

Rupit es un pueblo medieval con mucho encanto, todo de piedra, con su característico puente colgante. Rodeado de bosques y paredes verticales, ofrece también muchas caminatas por su entorno. Rupit es naturaleza, belleza y cultura. ¡Adéntrate!

El salto de sallent

Es el salto vertical más alto de Cataluña, con más de 100 metros de desnivel. Es un espectáculo de la naturaleza, donde aparte del precioso salto de agua, hay unas vistas impresionantes en los acantilados y en la característica roca Agullola, ligada a una leyenda sobre gigantes.

Situados sobre el salto de agua, podemos pasearnos por sus aguas que suavemente circulan río abajo e incluso bañarnos en el agua estancada entre lagunas, creando pequeñas piscinas naturales en un paisaje idílico. A 300 metros del salto, hay un mirador en el que podemos ver la magnitud de la cascada.

Santuario la Salut

El Santuario de la Salud disfruta de un balcón espléndido con vistas panorámicas a la valle de Hostoles, el valle de Bas, el Canigó, el Golf de Roses y la alta Garrotxa. Desde aquí, podemos llegar a las Rocas encantadas a través de una caminata tranquila.

Las rocas encantadas

Ir a ver las rocas encantadas es entrar en un bosque lleno de magia y convertirnos en los protagonistas de un cuento. En un pequeño plano en medio del hayedo, encontramos un conjunto de rocas enormes y desordenadas. Está lleno de agujeros, rincones y pasillos, un espacio de juego magnífico y grande, donde la imaginación no tiene fronteras: piedras que se transforman en castillos o en apariencia de animales fantásticos. Piedras para trepar. Cuevas por descubrir. Abrazos a los árboles, construcción de cabañas, observación de los animales que habitan y escucha activa de las voces del bosque.

Camino ral Vic-Olot

Tal y como nos explica Xavier Roviró en su obra «El camino ral de Vic a Olot», un camino debe generar vida, y si viene este camino estuvo durante un tiempo abandonado, hoy ha renacido con el turismo rural. Ahora ya no se acarrea carbón ni leña, ni trashuma el ganado. Los animales de basto han dejado paso a las bicis ya los caminantes en mochila. Ahora se va a pasear, la gente queremos tener la posibilidad de ir a pie de un pueblecito a otro, buscando la belleza del paisaje, el placer del esfuerzo y el gusto de la tranquilidad. Queremos conocer las ermitas, las fuentes, los hostales, las historias de los bandoleros y la variedad de leyendas. Si hacemos a pie el camino que atraviesa el Collsacabra, descubriremos indicios de años y años de vida. Una de sus paradas obligatorias es la cueva de los bandoleros.

Rutas en BTT

Sea el ciclismo tu pasión, como simplemente te guste pedalear de vez en cuando, el Collsacabra ofrece una amplia variedad de rutas en btt para recorrer cada rincón de la riqueza del paisaje.

Desde 1993, en el Collsacabra se celebra La CabrerèsBTT, una de las marchas de montaña BTT de mayor renombre de la península, que se ha convertido en la prueba no competitiva más multitudinaria y esperada de la primavera. Y, en octubre, está la bonita BTT de Rupit.

Falgars d’en Bas

Está situado en una meseta cortada abruptamente por numerosos barrancos. Esta villa privilegiada permite una magnífica vista panorámica de la Garrotxa, disfrutando de un mosaico de campos, pueblos y vegetación.

Olot, zona volcánica de la Garrotxa

La ciudad de Olot, conocida mayoritariamente por su paisaje volcánico, se respiran aires modernistas y renacentistas. Es una población con un rico patrimonio natural, cultural y gastronómico. En el Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa, podréis visitar El Volcán de Santa Margarita, el Volcán del Croscat, el Hayedo de Jordà, y más!

Vic

No se puede hablar de Vic, la capital de la comarca de Osona, sin hacer referencia a sus mercados: el mercado de los martes y sábados, el mercado de los sentidos, el mercado medieval… con una rica oferta gastronómica y cultural. Es una ciudad acogedora y viva, donde podrás visitar la catedral de San Pedro, el Museo Episcopal, el templo romano, degustar los embutidos, especialmente el fuet, hacer la ruta por el casco antiguo, o la ruta del pintor Sert.

Otros lugares de interés…

También podréis comprar embutidos y quesos de la zona, disfrutar de un buen rato en el parque de aventura que tenemos cerca de la masía, visitar el pueblo ibérico la Esquerda, o el Mas Torrent: un museo rural donde podrá realizar una visita teatralizada.

Explore sin prisas, sin relojes.

¡Los lugares que te queden por visitar serán una buena excusa para volver!